jueves, 27 de junio de 2013

Claricatura Nº1 en Re Sostenido.

Hola a todos.

Este no es mundo para una persona de gustos sencillos, como yo, que disfruta bebiendo Tang, viendo Mujeres y Hombres y Viceversa, Gandía Shore y Gran Hermano, y comiendo callos. Lo compruebo cada vez que hablo con alguien sobre la programación televisiva, y al quedar al descubierto mis gustos, me atraviesa con una mirada inquisidora, como si acabara de decir que voy a descuartizar al cachorrito de Scotex para dárselo de cena a los rehenes que tengo en mi sótano, y no que esa noche voy a ver la gala de GH14. Por este motivo he tomado una dura determinación y siguiendo el ejemplo de los políticos, no voy a luchar por mis ideales, sino a cambiarme de chaqueta por una más cómoda y calentita (que con la m*erda de verano que estamos teniendo no viene nada mal), es decir, me voy a poner una bonita americana con coderas y chapas de grupos indie, porque pienso cultivar el esnobismo intelectual. 


Ser esnob "al completo" cuesta una gran suma de dinero, ya que hay que comprar todos los accesorios: casoplón en una urbanización tan cara como discreta, cochazo y ropa de marcas tan jodidamente caras que sus logotipos no les son familiares al "vulgo", y, por si fuera poco, hay que entablar amistad con Carlota y Andrea Casiraghi. Es decir, no está al alcance de cualquiera. Por el contrario, alcanzar el esnobismo intelectual no depende tanto del bolsillo como de las aptitudes personales, y para eso estoy yo aquí,  para daros sencillos bricoconsejos que transformarían a la Esteban en una cineasta premiada en el festival de Sundance.


Empecemos, pues, por la envoltura. El intelecto está en el interior, y aunque la procesión va por dentro, hay ciertos ciertos detalles que se deben cuidar. El primero de ellos, un clásico, ya lo conocéis: las gafas, si las necesitas, de pasta y si no, de pasta también. En cuanto a la vestimenta, la clave, como ya dije, está en una americana de chapas y coderas, una vez conseguida, como si te apetece ir en cueros (bueno, mejor en pelotas que ahora estás en contra del uso de pieles).


A continuación viene lo complicado, sí queréis podéis seguir viendo telebasura y realityshows, pero en el más absoluto secreto, porque si alguien lo descubre serán arrancadas de vuestra solapa todas las chapas de Depeche Mode, Radiohead y  The Broboecks que se os entregaron como reconocimiento a vuestra pedantería. Así que por vuestro bien, es mejor que desterréis de vuestra vida ese hábito y a quienes lo cultivan no sea que se produzca la temida recaída. Lo único que se os permite ver son las películas de cine de autor de la 2, el festival de Jazz de San Sebastián en verano (y sus solos de bongos de 45 minutos, que debéis calificar como "magistrales") y alguna otra cadena cuando echen una película de Tarantino, Coppola y demás... Debéis ser cinéfilos y renegar de las superproducciones americanas: "El diario de Bridget Jones", "La guerra de los mundos", "Titanic" (etc...) y cualquiera que tenga un presupuesto mayor de 2 millones de euros o esté firmada por Spielberg. Reservemos esas vulgaridades para el populacho, incapaz de entender las metáforas de Seiyun Suzuki (desde luego, cualquier avezado cinéfilo se da cuenta de que un gusano hundiéndose en una tarta de nata es una brutal crítica al neoliberalismo).


En cuanto a la política, has de saber que la diestra es la siniestra, y la izquierda es un "self-service" (la palabra buffet libre, está vetada de tu vocabulario, es de paletos) donde tu te montas tu propio plato. No puedes ser de "izquierdas"  así, a secas, porque de "izquierdas a secas", son los contertulios del Gran Debate, la Noria, el Programa de Ana Rosa y gente del estilo. Tiienes que especificar cuál es tu pensador favorito y por qué. Esto no  es especialmente complicado, basta con meter el nombre en la Wikipedia, leerte un par de veces el artículo y a no ser que topes con alguien de Filosofía o Historia, no se notará la bolsa de mierda que ocultas bajo la reluciente pátina de sabiduría. En mi caso yo me he decantado por Bakunin (que era anarquista, pero nos sirve igual)   porque al oir su nombre, por alguna extraña razón me vienen a la mente caníbales bailando y eso me hace gracia, no hay otro motivo. Entonces, enciendo el  ordenador, meto su nombre en Google, pincho un enlace que sea de fiar, cojo una libretita y apunto:

-"A diferencia del marxismo, que consideraba que la política debía de crear unas condiciones sociales que permitieran al individuo vivir por encima de la opresión económica, Bakunin consideraba que la revolución tenía que empezar en la propia persona.""Como el mundo antiguo, nuestra civilización moderna, que comprende una minoría comparativamente muy restringida de ciudadanos privilegiados, tiene por base el trabajo forzado (por el hambre) de la inmensa mayoría de las poblaciones" Bakunin. Federalismo, socialismo y anteologismo. 1868.

Y listo, ya tengo dos citas fabulosas para soltar en el momento adecuado con el fin de defender mis flamantes ideas bakunianas y de paso aparentar que sé más que la Encarta. A que mola eh??


Por último, la lista de la compra, que se resume en cuatro palabras: DE IMPORTACIÓN, ECOFRIENDLY Y ECOFRIENDLYDEIMPORTACIÓN. De hecho en tu nevera hay tantos productos extranjeros que tu caca tiene denominación de origen de otro país.  A continuación  ejemplos sencillos:

Cerveza: de importación, cuanto más rara sea la marca y más lejano sea el origen más buena estará. Y si no lo está, se finge.  Por ejemplo, mi  cerveza favorita, y la única que bebo, es una que sólo se fabrica en Nueva Caledonia llamada "Bitter Caleidoscopia" (me he inventado el nombre, pero no se lo digáis a nadie, realmente no me gusta la cerveza).
Los vegetales: ecológicos. Nada de pesticidas, ni fertilizantes. No hay sensación más satisfactoria que pagar seis euros por un tomate del tamaño de una bola de golf. Además, así reparas el daño que haces con las emisiones de CO2 de tu Vespa, sobre la que luces uno de estos tres cascos:
 (es innegociable)
Setas: jamás uses la palabra setas, se llaman bonguis si son alucinógenas, champiñones si van en lata o en la pizza y todo lo demás son BOLETUS.

Y bueno amigos, esto es todo por hoy, espero que no sigáis mis consejos, y a los que tenéis algunos de los objetos mencionados (gafas de pasta, chapas en la solapa, Cascos como los anteriores, Vespa, las obras completas de Kubrick, y una refrigerada y apetecible "Bitter Caleidoscopia" en vuestra nevera) no pasa nada. Mientras no lo tengáis todo junto, "everything is gonna be alright" como diría M. Luther King o¿era Bob Marley...? Creo que tengo que repasar mi libretita.


Hasta la próxima!